Policía de Wilmington despedido: “Vamos a salir y empezar a masacrarlos malditos negros. Dios, no puedo esperar”

0
(0)

Estas son las palabras del ahora ex oficial del Departamento de Policía de Wilmington, Kevin Piner.

Él, junto con otros dos oficiales han sido despedidos del departamento después de que el vídeo de la cámara grabó dos conversaciones telefónicas – accidentalmente – y una supervisora que llevaba a cabo una auditoría de rutina de los vídeos encontró el contenido perturbador.

Michael “Kevin” Piner, James “Brian” Gilmore y Jessie E. Moore II fueron despedidos de la fuerza policial. El anuncio fue hecho por el nuevo Jefe de Policía Donny Williams – ni siquiera 24 horas después de su primer día como jefe.

El miércoles por la tarde, los miembros del Consejo de la Ciudad junto con Williams dieron una conferencia de prensa para hablar de la conducta de los ex policías. Williams, un veterano de casi 30 años en el departamento dijo que estaba triste por las acciones de los oficiales, pero que no toleraría este tipo de comportamiento.

“Hoy es un día difícil para mí porque como su jefe de policía, una de mis primeras tareas importantes es anunciar el despido de tres oficiales de policía veteranos”, dijo Williams.

En Carolina del Norte, las leyes de registros públicos suelen impedir que los organismos gubernamentales entreguen información sobre el personal; sin embargo, en circunstancias extraordinarias, los detalles se pueden dar a conocer al público.

Los antiguos funcionarios trataron activamente de impedir que se divulgara la información y un abogado presentó una moción aparentemente infructuosa de orden de restricción temporal, pero en última instancia la ciudad decidió que era lo correcto.

“¿Por qué estamos liberando esta información de esta manera y en este momento? Porque es lo correcto. Normalmente, las leyes de personal permiten que sólo se haga pública una cantidad muy pequeña de información. Sin embargo, en casos excepcionales, cuando es esencial mantener la confianza del público en la administración de la ciudad y el Departamento de Policía, se puede liberar más información. Este es el caso más excepcional y difícil que he encontrado en mi carrera. Debemos establecer nuevas reformas para la policía local y de todo el país”, dijo Williams.

En cuanto al vídeo, Williams dijo que la policía trabajará con un juez para determinar si el material puede ser liberado.

“Por último, presentaremos una petición en la que pediremos a la Corte que revise si todo o parte del vídeo, en este caso, debe ser publicado. La ley exige que un juez tome esa determinación y apoyaremos a la judicatura llevando el asunto ante el Tribunal y proporcionando cualquier información u otros documentos que el Tribunal desee”, dijo Williams.

Tanto Willaims como Saffo subrayaron la importancia de no culpar a los cientos de otros oficiales del departamento por los tres oficiales.

Las grabaciones

El 4 de junio, pocos días después de que comenzaran las protestas en Wilmington por el asesinato de George Floyd en Minnesota, la Sargento Heflin estaba realizando auditorías mensuales de vídeo – una parte rutinaria de su trabajo – cuando se encontró con lo que se etiqueta como “activaciones accidentales” del coche de Piner.

Aparentemente, el sistema de cámaras del coche estaba grabando a pesar de no estar “activado” para un incidente (normalmente las cámaras están grabando todo el tiempo pero no guardan las grabaciones a menos que un oficial active el sistema).

Después de saltar a través del vídeo, que era en gran parte vídeo de su asiento trasero, encontró una conversación entre Piner y el cabo Jessie Moore – un oficial de policía con el departamento desde 1997.

Ella revisó la conversación y “escuchó comentarios, comentarios extremadamente racistas hechos tanto por Piner como por Moore”, según un resumen proporcionado por la policía.

El vídeo también grabó una conversación con el oficial Gilmore quien aparentemente se detuvo al lado del auto de Piner.

Ambas conversaciones fueron explícitas y de contenido racista.

Según el resumen de la investigación, a las 6:51 a.m., en una fecha no indicada, Piner y Gilmore son grabados teniendo una conversación.

“Su conversación finalmente se convirtió en el tema de las protestas contra el racismo que ocurren en toda la nación. Piner le dice a Gilmore que lo único que le preocupa a esta agencia es ‘arrodillarse con los negros’. Gilmore dijo entonces que vio un vídeo en los medios sociales sobre gente blanca arrodillándose y ‘adorando a los negros'”, según el resumen.

La conversación se centró en otros policías del Departamento de Policía de Wilmington – oficiales negros.

El audio graba a Piner llamando a uno de los oficiales “malas noticias” y “pedazo de mierda”.

“Vamos a ver cómo sus muchachos lo cuidan cuando la mierda se pone dura, a ver si le meten una bala en la cabeza”, dijo Piner sobre un compañero oficial.

Esa conversación termina cuando Piner va a responder a una llamada de alarma.

“Se avecina una guerra civil”

La segunda de las dos conversaciones de ese día ocurrió después de que Piner recibiera una llamada de Moore.

Según el resumen, “Moore comenzó a contarle a Piner sobre un arresto que había hecho en el trabajo el día anterior. Durante esa conversación, Moore se refiere a la mujer del arresto como un ‘negro’ y un ‘nigger’ en múltiples ocasiones”.

También se refirió a un juez magistrado, que también es negro, como un “maldito magistrado negro”.

“En un momento dado, Moore afirma, ‘ella necesitaba una bala en la cabeza en ese momento y a seguir adelante. Vamos a mover el cuerpo fuera del camino y seguir adelante”. Piner responde: “Eso es lo que he estado tratando de decirte”, según los documentos.

Después de más comentarios despectivos sobre el arresto y el magistrado, la conversación toma un giro aún más sombrío, mientras los dos oficiales discuten una próxima ‘guerra civil’.

“Piner le dice a Moore más tarde en la conversación que siente que se acerca una guerra civil y que está ‘listo’. Piner avisó que va a comprar un nuevo rifle de asalto en las próximas semanas. Poco tiempo después, el oficial Piner comenzó a discutir que la sociedad está cerca de la ‘ley marcial’ y pronto ‘vamos a salir y empezar a masacrarlos’… No puedo esperar. Dios, no puedo esperar. Moore respondió que no haría eso. Piner declaró: ‘Estoy listo’ “. Según el resumen.

“El oficial Piner le explicó al cabo Moore que sentía que la sociedad necesitaba una guerra civil para borrarlos del maldito mapa. Eso los hará retroceder unas cuatro o cinco generaciones”.

Después de que se descubrieran las conversaciones, la policía inició sus propias investigaciones sobre los incidentes. Ninguno de los oficiales involucrados negó haber dicho las cosas que dijeron.

“Cada oficial admitió que era su voz la del vídeo. No negaron haber dicho ninguna de las cosas que se escucharon en el vídeo. Cada oficial culpó al estrés en la aplicación de la ley con el clima actual como la razón para su ‘desahogo'”, según la investigación.

El jefe Williams tomó las siguientes medidas correctivas para los tres oficiales.

  • Terminación del empleo, no elegible para ser recontratado con la ciudad de Wilmington.
  • Notificación de la Comisión de Estándares de Educación y Entrenamiento de la Justicia Criminal de Carolina del Norte en cuanto a los comportamientos. A estos individuos no se les debe permitir practicar la aplicación de la ley otra vez, dijo.
  • Consulta con la Oficina del Fiscal de Distrito en relación a estos oficiales que son utilizados como testigos en los casos y la revisión de cualquier caso anterior en el que podrían haber testificado, para determinar cualquier sesgo en las investigaciones.

El vídeo de la conferencia de prensa, con audio en inglés, a continuación:



¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

About The Author

Noticias relacionadas

Agregar comentario