Caída de Wall Street: nada la frena

0
(0)

El mercado de valores es una de las mayores muestras de la estabilidad económica mundial. En este mercado, existe todo un ecosistema de acciones de empresas en juego. No es de sorprenderse las abismales caídas de las bolsas en el mundo debido al Covid-19, pues se han visto afectados los mercados bajo los cuales se basan los indicadores. Un ejemplo de esto es la caída del petróleo por la guerra de precios provocada por Arabia Saudita. Lo interesante de esto, es que las medidas de contingencia no han podido frenar las caídas, pues han sido las peores en muchos años. La caída de Wall Street por ejemplo, no se registraban caídas tan fuertes como la actual desde la fuerte recesión económica del 2008.

Existen dos medidas bastante fuertes que se han tomado en Wall Street para frenar las fuertes pérdidas:

Respaldo de la Fed

La Fed, son las reservas federales de los Estados Unidos de América. El objetivo principal de estas reservas, es el mantener la estabilidad financiera y monetaria del país. Es una organización independiente, por lo que puede tomar decisiones sin la aprobación del presidente, aunque en la jefatura si intervenga la decisión del presidente.

Las medidas adoptadas por la Fed, como reducir las tasas de interés casi al 100% y ofrecer comprar bonos del tesoro y valores respaldados por hipotecas, ayudaron hasta cierto punto a disminuir el ritmo de caída. Según Willie Delwiche, reconocido estratega de inversiones, “Lo que hizo la Fed es importante porque ayuda a los mercados del crédito. Pero no es suficiente desde la perspectiva del mercado bursátil”.

La Fed atacó un punto de la economía, pero es de entender que ante la pandemia, no se pueden hacer “milagros económicos”, si se deja de vender, sencillamente se deja de comprar, quedando afectada una parte del sistema, tal como ha sucedido con los indicadores de Wall Street.

El botón mágico “antipánico” para “frenar” la caída de Wall Street

Wall street posee un botón que, en momentos sumamente críticos de pérdidas, detiene el mercado de acciones y commodities. Esto hace que el mercado pueda de alguna manera “oxigenarse”. Con solo unas horas se pueden planificar estrategias, estudiar el comportamiento del mercado y proyectar el comportamiento del mismo si se mantiene en cierta tendencia. Aunque esta medida puede sonar bastante eficaz, no es normal el hecho de que haya sido activada dos veces tan seguidas, a raíz del aumento de muertos por el Covid-19.

Con detener el mercado no se detiene el problema, solo ayuda a que se disminuya las pérdidas y los márgenes de error de las inversiones. Esto hace que los inversionistas tomen un respiro ante el desagradable panorama de ver como sus acciones de desploman, pero ahora se desploman menos.

La economía no perdona

La economía es un fenómeno que no hace excepción; no mide a quien afecta si existen factores que influyen en su caída. Si existe un factor que afecta los mercados que rige la fluidez de la economía, veremos efectos casi naturales de cambio, como podemos ver con el Covid-19 y la caída de Wall Street. No solo debido a desastres o pandemias, sino a malas gestiones y administración de los sistemas que rigen las economías.  Es necesario regular todos los factores que puedan afectarla, con el fin de disminuir la posibilidad de caída o quiebre de los niveles económicos.

 

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

About The Author

Noticias relacionadas

Agregar comentario