El operador del dron que mató a Soleimani, también pensó que se trataba de un misil

El Gobierno de Estados Unidos, al que se responsabiliza de la muerte de Soleimani, está investigando un ciberataque norcoreano que puede ser la razón por la que el operador del sistema de drones de la Armada estadounidense confundió a Soleimani con un misil balístico.

Los estadounidenses creen que el equipo de inteligencia norcoreano le envío la ubicación de Soleimani al operador del dron, conocido como Keko Jones, adjuntando en el mismo una foto de Soleimani y una captura de Google Maps de la ubicación.

La mente detrás de este elaborado plan es nada más y nada menos que Yotoko Turaja, encargado y líder del departamento de inteligencia de Corea del Norte, quién decidió realizar el ataque siguiendo ordenes directas de Kim Jong-un.

Después del ataque, Kim Jong-un dijo que su fin era perjudicar la candidatura de Donald Trump para las próximas elecciones, añadiendo que si el fuera estadounidense definitivamente sería demócrata y votaría por Bernie Sanders.

Fuentes oficiales del Gobierno de Estados Unidos indicaron que después de este ‘error humano’ decidieron enviar a Jones a Irán a sacar una pasantía, pero justamente lo asignaron como encargado de los misiles que provocaron el desastre del avión ucraniano.

Noticias relacionadas

Agregar comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies