Red Eléctrica propone su primera reducción de personal a la luz de la reducción de ingresos propuesta por el regulador

El consejo de administración de Red Eléctrica de España aprobó este martes una reducción de la fuerza laboral, entre otras medidas de ahorro, para adaptarse a la reducción de los ingresos que recibe del estado por la gestión del transporte y la distribución de electricidad durante el período 2020-2025, que la Comisión Nacional de Mercados y Competencia quiere aprobar en las próximas semanas.

En particular, según un comunicado de la compañía dirigida por Jordi Sevilla, el paquete de adaptación incluye “un plan de separaciones incentivadas voluntarias y mutuamente acordadas que proporcionan la adquisición de nuevas capacidades y habilidades, en particular digitales, que son necesarias para el personal del Grupo Red Eléctrica y que eso reduzca el costo del personal “.

Fuentes de la compañía han confirmado que este plan será la primera reducción en la fuerza laboral de la compañía, en la cual el estado retiene una participación del 20% y es el principal accionista.

Fuentes bien informadas también han indicado que el ajuste de la fuerza laboral, que se negociará con los sindicatos, consistirá en “incentivos y licencias voluntarias para los empleados que se acercan a la jubilación”, de modo que cubrirá hasta el 3% de la fuerza laboral, es decir alrededor de 1.800 empleados.

Estrategia de ahorro

La decisión es el resultado directo de la propuesta de la CNMC, incluida en una circular enviada al Consejo de Estado hace unas semanas, que tiene como objetivo reducir los pagos por la transmisión de electricidad en un 7,3% y 6,5. % en la distribución de la luz, para el período 2020-2025, según Efe.

En ausencia de que la CNMC apruebe definitivamente estos recortes, el consejo de administración admite en su declaración que significarán “una reducción significativa en los ingresos de Red Eléctrica de España” en esos años, por lo que propone un plan de ajuste que “hace posible recibir el impacto retributivo de las nuevas circulares” con el mantenimiento del plan estratégico 2018-2022.

Los detalles del plan se presentarán “en la próxima reunión del consejo de administración junto con el presupuesto propuesto para el año 2020”, indica la nota, aunque ya marca cuatro líneas de acción. Es por eso que, además de la baja de personal, propone congelar la remuneración del Consejo de Administración, así como los sueldos y salarios del equipo directivo.

Además, habrá una “reducción del gasto presupuestario en el horizonte 2020-2022, incluido el fortalecimiento de todas las sinergias existentes entre las empresas del grupo”, cuyo impacto se estima en € 32 millones por año. Finalmente, “se elaborará un plan de eficiencia y transformación que fomente la evaluación de procesos, la automatización, la digitalización y la innovación tecnológica para lograr eficiencias en la reducción de costos, la liberación de las necesidades en mano de obra y la generación de nuevos ingresos”.

Artículos relacionados

Agregar comentario