Colisión a la vista en Economía, las políticas en las que Iglesias y Calviño van a chocar

La unión entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, evidentemente ha sido un tanto complicada. En tan solo 6 meses ha habido diversas acusaciones de intranquilidad con el fin de ver hasta qué grado se han enfrentado. A pesar de que la lectura más simple sea la batalla de sillones, la verdad es que se han creado diferencias profundas e ideológicas entre los dos presidentes de los distintos partidos, los cuales han dificultado en demasía las negociaciones del gobierno y es seguro que afecten también a las futuras.

Como es sabido, los 2 bandos colaboran en casi todas las propuestas respecto a los temas sociales. Estos han causado unos grandes huecos en el plano económico, por lo que en un futuro, tendrán que llevar y tratar de sostener el Ejecutivo. Por otro lado, el mejor ejemplo de trayecto ideológico entre los 2 bandos políticos, fue la promoción a vicepresidenta económica de Nadia Calviño.

La ortodoxia económica y la prudencia fiscal, lo representa la misma Calviño, justo lo opuesto que Pablo Iglesias, el cual tiene por objetivo encontrar una genuina revolución del sector público, para después establecerlo como guía estable de la inversión y redistribución. Nadia Calviño, por su parte, en el Consejo de Ministros a futuro que están negociando las 2 distintas formaciones, actuará como fuerza que contrarresta a Iglesias; por ello es que se dice que estos 2 van a chocar y con gran fuerza y estruendo.

La distancia que posee Calviño con Unidas Podemos es tan notable, que ni siquiera ha intervenido en negociaciones pasadas entre las 2 formaciones y, no cuenta con contacto alguno con la cúpula económica que tiene el partido Unidas Podemos.

La popular “mochila austriaca” defendida por Calviño en España, es otro aspecto fundamental entre los 2 bandos políticos. Unidas Podemos hizo uso de ella durante la campaña en donde se acusó al PSOE de formular el despido para las empresas de forma gratuita. No obstante, esta mochila austriaca no tiene ninguna incumbencia con los despidos gratuitos, más bien se puede usar con el objetivo de aumentar la protección a los trabajadores, algo que es producido y financiado por las empresas.

Se elevan los ingresos y con ellos los impuestos

Para poder elevar la inversión y el gasto público, se debe aumentar los ingresos.

Iglesias y Sánchez han de acordar una subida futura de impuestos, lo que no será nada sencillo, debido a que la formación Unidas Podemos plantea una reforma fiscal con el fin de iniciar con el proceso de cerrar la ruptura de recaudación que posee España. Esto respecto a Europa, la cual despunta a los 5 puntos del PIB con más de 60.000 millones de Euros.

En el acuerdo dictado para los Presupuestos del año 2019, los 2 bandos han propuesto y pactado una subida de impuestos, la cual llega a poco menos de 5.000 millones de Euros. Sin embargo, esta será insignificante y solo corregirá un poco la ruptura de Europa. Además de eso, en los últimos meses, el Gobierno de Pedro Sánchez se ha desmarcado de la subida del IRPF, acuerdo que ya había establecido con Pablo Iglesias, el cual se basaba en el aumento de 2 aspectos para las rentas establecidas en trabajos superiores. Esta llegaba a 130.000 Euros y la de 4 aspectos retomaba los 300.000 Euros, también se anexaban 4 aspectos más para las de ahorro superiores, que matizaba a 140.000 Euros.

Dicho sea de paso, esta subida del IRPF solo elevaría un poco la recaudación, logrando llegar a 320 millones de Euros, es decir, 0,025% del PIB. Pero es esencial una reforma fiscal que logre un avance significativo, el cual brinde un aumento en la recaudación y acelere el progreso del sistema tributario.

About The Author

Noticias relacionadas

Agregar comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies